No somos nuestros estados de ánimo

Que importante es no identificarnos, no encasillar la magnifica amplitud del alma, con amarras de títulos, estados emocionales pasajeros, relaciones o posesiones.